1/7/15

Reseña We Were Liars




TÍTULO: We Were Liars
AUTOR: E. Lockhart
EDITORIAL: No publicado en español
SINOPSIS: A beautiful and distinguished family.
A private island.
A brilliant, damaged girl; a passionate, political boy.
A group of four friends—the Liars—whose friendship turns destructive.
A revolution. An accident. A secret.
Lies upon lies.
True love.
The truth.


Empecé este libro sin saber que esperar de él, pues en todos los sitios en los que leía una opinión no contaban mucho acerca de la historia e incluso en la sinopsis del libro se puede leer “Y si alguien te pregunta cómo acaba, miente”. Ante esta situación de intriga, decidí leer esta historia y poner fin al misterio que la rodeaba.
La novela parte de una premisa muy interesante. Cady sufrió un accidente en la isla en la que veranea su familia cuando tenía quince años y no recuerda nada sobre ello y nadie quiere contárselo, por ello, dos años después decide regresar y averiguar que es lo que sucedió aquel verano. Así, la historia gira alrededor de esta adolescente y de su familia (los Sinclair) centrándose, especialmente, en sus “primos”, los mentirosos (the liars).
De esta forma, a lo largo del libro, se van intercalando flashbacks con la actualidad, lo que nos permite ir descubriendo, junto a Cady, que fue lo que ocurrió. Todo esto hace que en ocasiones la narración sea un tanto confusa, ya que hay que prestar mucha atención a si se está narrando un hecho pasado o un hecho presente.
En relación a los personajes, hay que decir que, a excepción de Cady, no se profundiza mucho en ellos. Por lo tanto, aunque durante la historia llegamos a conocer a toda la familia Sinclair, con la única con la que llegamos a congeniar es con Cady, puesto que ella al igual que nosotros desconoce el misterio que rodea esta historia y con ella vamos descubriendo, poco a poco, la verdad. Ese misterio es lo único que te lleva a terminar este libro lo más rápido posible (a mi me duró dos días) y tiene como punto a su favor que el final no lo ves venir en ningún momento (o al menos yo no lo hice). Además, si se lee en inglés y no se posee un nivel muy avanzado no habrá ningún problema, pues la autora utiliza un vocabulario y una gramática muy básica.
En definitiva, es una historia adictiva que debido a su extensión se lee muy rápida, aunque en ocasiones puede resultar un poco confusa.