7/11/16

Reseña En el bosque


FICHA DEL LIBRO

TÍTULO: En el bosque

AUTOR: Eliza Wass

EDITORIAL: B de Blok

NÚMERO DE PÁGINAS: 256

PRECIO: 14,25 €

SINOPSISLos niños Cresswell están destinados a casarse entre ellos. Son los elegidos para encontrar la Salvación, siempre y cuando sigan las reglas que Dios le ha revelado a su padre. Es él quien ha escrito el libro en que aparece toda la Verdad.

De la mano de Castley, la singular narradora de esta trepidante y terrorífica historia, nos vamos enterando poco a poco de lo que sucede con los hermanos Cresswell en esa casa medio en ruinas ubicada en medio del bosque. Ella nos cuenta por qué su madre está en una silla de ruedas. Lo que Mortimer ha aprendido en sus escapadas nocturnas. Lo que Hannan hace mientras entrena en el equipo. La razón por la que Jerusalem no ha vuelto a hablar. La manera en que Delvive se enfrenta a los problemas de la adolescencia. Que Caspar es la reencarnación de su hermano muerto… o tal vez no. Es Castley la que quizás tenga la llave de la salvación de todos ellos.


OPINIÓN PERSONAL

Para ser sincera leí la sinopsis de este libro hace algunos meses y me llamó la atención, así que me lo apunté en mi lista de pendientes, pero cuando empecé a leerlo no volví a leer la sinopsis y me sorprendió lo que me encontré. Creo que nunca había leído ningún libro en el que la religión y Dios fuera el principal argumento del libro y en los siguiente párrafos os cuento un poco mi opinión sobre él. 

En el bosque cuenta la historia de una familia, los Creswell, formada por seis hermanos (tres chicos y tres chicas) y los padres; viven en una casa rodeada por un bosque y es Castley, la hija mayor, la narradora de la historia. Según el padre de esta familia, los Creswell son los únicos que van lograr ir al cielo con Dios, debido a que siguen su "voluntad". Castley no se cuestiona en ningún momento las reglas que su padre les ha impuesto para no caer en el pecado hasta que en clase de teatro conoce a un chico, George Gray. A partir de ese momento empezará a cuestionarse el mundo que la rodea. 

Como ya he dicho, es Castley (o Castella) el hilo conductor de la historia y la narradora de la misma. Es ella la que se replantea el mundo en el que su padre la ha hecho vivir. Un mundo dominado por la Dios, en el que solo la gente pura irá al cielo. El libro es, por tanto, una crítica y un reflejo de lo que es una religion llevada a un extremo. La historia no tiene más, es simplemente el reflejo de cómo la gente que sigue con fe absoluta la palabra de un dios nunca se plantea nada más. Te llegas a plantear muchas veces durante todo el libro si lo qué pasa podría llegar a pasar de verdad, da vergüenza admitirlo, pero sí. 

Al libro le faltan muchas cosas para llegar a ser una crítica completa a la religión. No se llega a indagar en los motivos que llevan a actuar al cabeza de familia de la manera en que lo hace. Se nos dan algunas pinceladas de su pasado, pero no se nos cuenta el motivo princpipal y es un fallo que hace que la novela cojee un poco. Se sugiere lo que pasó y pasa en esa casa, pero nunca se dice de manera clara el por qué, cuando o cómo empezó. Se narran cosas sin importancia como visitas a un mercado o una tienda, pero lo más importante que es el pasado de los hermanos o por qué cada uno es cómo es se pasa de puntillas. En esto puede que influya el que la narradora de la historia sea una de las hijas, ella puede conocer sus motivaciones, pero no nos puede narrar las del resto de la familia

Ya vemos, pues, que solo conocemos en profundidad a Castley. Los demás son descritos a través de sus ojos, así solo conocemos de ellos lo más esencial para enmarcarlos dentro de "los buenos" y  "los malos". Poco más. Se desaprovecha, de esta manera, la oportunidad de indagar en personajes interesantes como el padre o la madre de Castley, así como el misterioso Michael Endecott. 
"La fe es una elección"[...] Ellos habían decidido creer en él. Todos habíamos elegido creer en él. Yo misma no había dejado de hacerlo. Estaba siempre cuestionando lo que veia y lo que sentía, volviéndome loca adjudicándole todo a Dios, porque, si Dios no era el responsable, ¿qué me quedaba?..."
El final también es muy precipitado, apenas un capítulo en el que Castley te explica "todo" lo que pasa con su padre y un epílogo de dos páginas. Parece que la autora no sabía cómo deshacer el entuerto en el que se había metido y escribió lo primero que se le ocurrió. Podría haber tenido un filón con el final, hacer uso del flashbasck para haber explicado una historia muy interesante, pero no lo ha hecho. La novela no tiene ningún misterio y no hay ninguna revelación o algo extraordinario al final. La sinopsis promete todo esto, pero no pasa absolutamente nada

En definitiva, y yendo a lo que nos interesa ¿recomiendo el libro? Mi respuesta es no. No creo que tenga nada interesante que aportar a algún lector, además de la crítica que se hace a la religion. Son una 250 páginas que se leen rápidas, pero que no aportan nada más alla de las dudas de la protagonista sobre sus creencias y la vida que había vivido hasta ahora, no esperéis misterios, romances o aventuras, no lo vais a encontrar. 


2.5/5

3 comentarios:

  1. Ya no me llamaba demasiado este libro pero viendo tu reseña me doy cuenta de que difícilmente me gustaría. un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Le tenía bastantes ganas al libro, pero leyendo reseñas ya se me han quitado las ganas de leerlo
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Qué pena, pensaba leer este libro, pero ahora que leí tu reseña decidí sacarlo de mi lista de pendientes.
    Un beso enorme y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar